19.4.09

Anchoas

¡Ay qué poquito pescado como! Pero las anchoas como me las prepara mi mamá me encantan. Me traje a Segovia unas anchoas congeladas ya limpias y ayer las disfruté más que ningún otro manjar. Como me gustan tanto sí me he planteado comprarlas, pero tengo que reconocer que en mi vida he limpiado pescado y me da un poco de pereza. Aún así digo yo que no se me caerán los anillos... :P

Para prepararlas, mi madre (y así lo hice yo) las pone, ya limpias y abiertas a la mitad, en un bol con vinagre durante dos o tres horas. Se ponen blanquitas y endurecen un poco, además de coger bastante sabor.



Después de ese tiempo las sacamos y escurrimos. Se colocan en un plato y sólo hay que añadir cebolla, un chorrito de aceite de oliva y perejil. Mi madre también pone ajo, yo lo suprimí y junto con el perejil puse un poco de albahaca.


Reconozco que si no te gusta el vinagre no merece la pena probarlo porque el sabor es bastante fuerte, pero para mí que lo adoro están de vicio. Podéis jugar con el tiempo para que cojan menos sabor o queden más o menos tersas.



Mirar que pintan tienen, están deseando ser comidas...

Un Beso.


delicious.small


2 comentarios:

laviana ( Fely) dijo...

pues a mi que el vinagre me encanta.....cuando como ensalada me quedan los labios blancos.jejeje.así que esta receta me la copio.
Un besín.

Celes dijo...

Para ser tu primera vez, jijiji. Te han quedado de pelicula.

Besos